Make your own free website on Tripod.com

 

Tratamiento


A un niño que se presenta con un ataque de asma moderado o severo se le debe administrar la medicación de acuerdo a la prescripción del médico. Incluso después del tratamiento, sin embargo, el niño puede encontrarse con un malestar considerable y otras técnicas pueden ser necesitadas para reducir la gravedad de los síntomas restantes y aliviar la ansiedad. Estas técnicas también pueden ser útiles si la medicación no está disponible o hay retraso en obtenerla.
La lidocaína, una anestésica común, que es también un agente antiinflamatorio, está demostrando promesa como una alternativa a los esteroides. Los medicamentos que suprimen el sistema inmunitario, incluyendo cyclosporine, pueden resultar eficaces y seguros cuando son usados en la forma de rocío; pueden tener muy graves efectos colaterales, sin embargo, y se necesita investigación adicional.

La heparina, un medicamento comúnmente usado para prevenir los coágulos sanguíneos, puede ser tan eficaz como cromolyn y prevenir los ataques de asma inducidos por ejercicio cuando se inhalan una hora antes del ejercicio.

El magnesio intravenoso conjuntamente con los antagonistas beta 2 y los corticosteroides parecen ser beneficiosos para los niños con el asma moderada severa quienes no responden bien al tratamiento estándar.
Es por eso que existen dos clases básicas de medicamentos para el tratamiento del asma:

Dado que ahora se sabe que la inflamación desempeña una función clave en todas las formas del asma, los medicamentos antiinflamatorios actualmente se recomiendan como la terapia principal para cualquier enfermedad asmática más grave que los episodios ocasionales del asma leve. El cromolyn, medicamento inflamatorio sin esteroides, se emplea para el asma moderada, y las drogas antiinflamatorias de corticosteroide se consumen para el asma severa. Ahora es recomendado por algunos expertos que cromolyn se comience si los síntomas ocurren más a menudo que un día por semana. (Anteriormente el aceleramiento a cromolyn ocurría cuando los síntomas tomaban lugar más de tres días por semana.) El médico puede recomendar un ensayo clínico de cuatro a seis semanas del sodio cromolyn; si no mejora los síntomas, luego el paciente puede tratar un esteroide inhalado.

 

Los niños con asma leve (ataques poco frecuentes) pueden utilizar medicamentos para el alivio en la medida que lo necesiten, mientras que los que tienen asma persistente deben controlar los medicamentos con regularidad para evitar que se repitan los síntomas. Un ataque severo de asma requiere una evaluación médica y puede demandar hospitalización, oxígeno y medicamentos intravenosos.


Aunque estos son los mismos medicamentos utilizados para tratar a los adultos, existen diferentes inhaladores y dosis especialmente para los niños. De hecho, los niños a menudo usan un nebulizador para tomar su medicina en lugar de un inhalador, dado que para ellos es más difícil utilizar adecuadamente este último.


En el hogar, se puede utilizar un medidor del flujo espiratorio máximo, un dispositivo simple para medir el volumen pulmonar, para ayudarle a la persona a "prever un ataque inminente" y tomar las medidas apropiadas, algunas veces incluso antes de que se presente cualquier síntoma. Si la persona no vigila el asma de manera regular, un ataque lo puede tomar por sorpresa. Las mediciones del flujo espiratorio máximo pueden ayudar a mostrar el momento en que se requiere el medicamento u otras medidas que se deban tomar. Los valores del flujo del 50 al 80% del mejor esfuerzo personal del niño son indicio de un ataque de asma moderado, mientras que los valores por debajo del 50% indican un ataque severo.
Los niños menores de 5 años no son capaces de utilizar un medidor del flujo espiratorio máximo lo suficientemente bien como para que las cifras sean de utilidad, de tal manera que su problema de asma debe ser manejado por un adulto quien deberá vigilar cuidadosamente los signos de esta condición. Sin embargo, la edad "límite" de 5 años es algo arbitraria y se puede ajustar sobre la base de las capacidades individuales del niño. Es una buena idea comenzar a usar los medidores del flujo espiratorio máximo antes de los 5 años para que los niños se acostumbren a ellos, pero no realmente para confiar demasiado en ellos para el control de su condición.

ir a pagina principal